Woolf: especial para evitar los radares

Como cualquier persona, los motoristas siempre buscan poder ahorrarse las multas y accidentes estando muy atentos de lo que ocurre a su alrededor mientras conduce, sin embargo, muchas veces no se puede estar atento a todo detalle, los humanos no son perfectos y por tanto necesitan de una herramienta que sea capaz de notificarles de detalles como trampas de velocidad  que entorpecen su experiencia al manejar.

Hay millones de opciones ofrecidas para los conductores de carros y camionetas para ser notificados y sean capaces de esquivar trampas de velocidad, sin embargo, motociclistas que no tienen el beneficio de una forma de aviso en su casco o un tablero como el de un carro caen a los pies de dichas trampas de velocidad.

El brazalete Woolf resuelve el problema planteado dándole una muy atractiva pulsera de cuero que es capaz de detectar policías acostados y vibra para darte una señal de advertencia cuando hay un radar cerca. Mientras más notable sea la vibración significa que más cerca estás de la trampa, por tanto, también es muy útil ya que es capaz de detectar cuán cerca estás de una y optimizar su trabajo de protección.

La batería te puede durar hasta 15 días de vida estimando un uso diario de 2 horas al día por día y solo 3 horas para recargar. En kickstarter que muestra un precio de 110 dólares, se ve como algo que es capaz de salvar a los moteros de hoy en día de las peligrosas e inadvertidas trampas de velocidad. Además de eso, WOOLF se conecta vía bluetooth tanto en dispositivos Android y poseedores de IOS e incluye una batería recargable de litio.

La base de datos de WOOLF tiene más de cien mil localizaciones en más de 66 países y se actualiza con celeridad diariamente. El brazalete WOOLF no es un escáner de radares, o un detector de los mismos, lo cual es ilegal en países como Australia. WOOLF opera perfectamente dentro de los márgenes de la ley.

Los fabricantes de WOOLF dicen también que el brazalete es a prueba de agua y muy delgado, que se ajusta a todas las tallas de muñeca y debería caber perfectamente incluso hasta en el guante más apretado.